La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas ayudará a comunidades de Juradó, Chocó, durante la segunda semana de mayo, con una inversión que supera los 171 millones de pesos.

En el caso de las personas desplazadas, también se entregarán elementos de albergue, como colchonetas, sábanas, toldillos, toallas e implementos de cocina y vajillas, entre otros implementos.

Tras los hechos violentos sucedidos en el mes de abril en Juradó, Chocó, delegados de la Unidad para las Víctimas ingresaron al municipio para verificar la atención recibida por las familias en la fase inmediata.

Además, también ingresaron para identificar las necesidades de las comunidades afectadas y dar inicio a la movilización de la oferta pertinente a las necesidades identificadas, en coordinación con la administración municipal y la departamental, miembros locales del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Snariv) y organismos humanitarios presentes en territorio.

Las comunidades indígenas de El Cedral, Pichindé, Bongo, Eyazaque, Victoria, Punto Caimito y Buena Vista se vieron obligadas a buscar refugio en la comunidad Dos Bocas.

Según la Unidad, las familias de Santa Teresita, Jumara Karra, Dichardi Wuonaan y Dos Bocas enfrentan confinamiento; como consecuencia de esto, más de 1.600 indígenas han sido victimizados durante las últimas semanas en dicho municipio chocoano.

Los resultados y solicitudes de intervención han sido notificados y asumidos en el marco de los Comités Municipales de Justicia Transicional y en el marco de la Mesa Extraordinaria de Prevención, llevada a cabo en la ciudad de Quibdó, el pasado 5 de mayo.

Así mismo, se programa una intervención en materia de descontaminación de los territorios, en los que, presuntamente, los grupos ilegales instalaron minas antipersonal.